7 pautas para estimular el lenguaje en niños/as (Laura Vidal Pastor, logopeda)

conversacion-con-el-bebe

1.- Ayudar a fortalecer la musculatura

Realizar ejercicios labiales, linguales y velares para ayudar a fortalecer la musculatura orofacial delante de un espejo.

2.- Trabajar la musculatura orofacial con alimentos

Hay alimentos que pueden ayudar al niño a fortalecer la musculatura:

  • Comer bocadillos de pan normal
  • Masticar un caramelo sugus
  • Comer obleas y despegarlas del paladar
  • Chafar gublins con la lengua contra el paladar haciendo fuerza
  • Comer helados, polos, piruletas y relamer los restos que se nos quedan en los labios y comisuras.

3.- Hablar

Conviene hablar mucho con el niño/a. Aprovechar cualquier ocasión para proporcionar mensajes claros y breves mirándole a los ojos. Por ejemplo, podéis aprovechar la hora de la merienda para comentar las anécdotas más interesantes del día.

hablando-con-el-bebe

4.- Los cuentos

Leer un cuento antes de dormir fomentando su participación a la hora de contar el cuento, imitando sonidos, expresiones, nombrando las imágenes que aparecen y leyendo parte del texto. Mediante los cuentos estimulamos el desarrollo del lenguaje tanto a nivel de  comprensión como d expresión de una manera divertida así como la imaginación.

bebe-leyendo-un-cuento

5.- Refuerzo positivo 

Reforzarle positivamente manifestando nuestro entusiasmo y alegría cada vez que realice bien una actividad aumenta su autoestima, además de motivarlo para seguir aprendiendo cosas nuevas.

6.- Corregir disimuladamente sus errores al hablar

Cuando veamos que el niño pronuncia mal una palabra o construye mal una oración, le responderemos en forma de pregunta repitiendo de forma correcta la palabra u oración que ha dicho con el fin de ayudarle a corregir su propio lenguaje. Por ejemplo, si dice “Me han regalado un cato”, le diremos “¿Te han regalado un gato?

7.- Jugar

Los siguientes juegos pueden ayudar al niño a desarrollar su lenguaje:

  • Palabras encadenadas. Por ejemplo: amigo-goma-mago-gorila-lámina-nata-taza-zapato…
  • Decir palabras que empiezan por una letra. Por emeplo “palabras que empiecen por /k/
  • Hacer rimas
  • Juego: “De Canarias ha venido un barco pirata cargado de…” Por turnos iremos diciendo palabras que empiecen por “ma” (por ejemplo, de marineros)
  • Juego del veo-veo
  • Cuando salgáis de excursión podéis aprovechar el momento para nombrar los elementos del entorno. Por ejemplo, si vais a un zoo, nombrar los animales que veis, etc.

Estos juegos son muy útiles para favorecer el desarrollo de la conciencia fonológica.

rimastrabalenguasacertijos

 

 

 

 

 

 

Anuncios

La importancia de la lectura en voz alta. ASOCIACIÓN ENTRELIBROS

          Leer un libro en voz alta a los niños y niñas es, por encima de todo, una demostración de afecto. Es un modo dichoso de relacionarse con ellos, de estar junto a ellos. Es un regalo en forma de tiempo, dedicación, escucha, conversación.
          Las palabras de los libros hacen hablar a quienes los leen y los escuchan. Leer a los niños en voz alta implica estar dispuestos a escuchar y acoger sus fantasías, sus confidencias, sus recuerdos, sus pensamientos, sus emociones.

 

 

          Al exponer a los bebés y a los niños pequeños a las palabras, los sonidos o las historias de los libros les estamos ayudando además a construir su lenguaje, a desarrollar su comprensión y a descubrir los mecanismos de la lectura y la escritura.

          Escuchar historias leídas por otros prepara a los niños para leer luego por sí mismos. No se trata de enseñarles a leer precozmente, sino de interesarlos en el lenguaje y los libros, de estimular su curiosidad y su conocimiento. El éxito o el fracaso escolar tienen mucho que ver con las experiencias de los primeros años de vida.

Esas experiencias repercuten favorablemente en la salud de los niños y de las niñas. Contribuyen al crecimiento armónico de la infancia y a la prevención de futuras afecciones físicas y emocionales.

 

 

Poesía Ronda del Zapatero

Una bonita poesía llena de ritmo para leer con los más pequeños de la casa…

La ronda del zapateropor Germán Berdiales

“Tipi, tape, tipi, tape 
tipi, tape, tipitán 
tipi, tape, zapa, zapa, 
zapatero 
remendón.

Tipi, tape todo el día, 
todo el año tipitón, 
tipi, tape, macha-macha, 
machacando en tu rincón.

Tipi, tape en tu banqueta, 
tipi, tape, tipitón, 
tipitón con tu martillo, 
macha-macha-machacón”.

Zapatero remendón